Habitissimo_jordiber_jordi_ber_startup_seedrocket
Jordi Ber, uno de los fundadores de Habitissimo. Foto: Habitissimo

Cómo ser profesional de Habitissimo”. Esta ha sido el octavo “cómo ser” más buscado en Google por los españoles en el año 2016. Una muestra del éxito de esta plataforma que ya une a aquellos que necesitan hacer una reforma con 300.000 profesionales, desde pintores hasta carpinteros, parquetistas, albañiles, arquitectos o profesionales de la mudanza, en ocho países.

La necesidad es la madre del ingenio, y a Jordi Ber, CEO y cofundador de Habitissimo, el ingenio le pilló con averías en casa. Necesitaba hacer algunas reparaciones en su piso de Barcelona y buscar fontanero y electricista resultó más complejo de lo que pensaba: solo encontraba un listado de nombres y números de teléfono, pero ningún servicio que le ofreciera las valoraciones de esos profesionales.

El resultado “fue un desastre”, admite el propio Ber. Por eso pensó que sería útil crear un marketplace que sirviera como punto de encuentro entre usuarios y profesionales de la construcción, donde además se recogieran las opiniones de clientes anteriores. Una década después, esa idea se ha transformado en una plataforma que recibe dos millones de visitas mensuales y en una empresa que facturó el año pasado 7,5 millones de euros. La ambiciosa misión de Habitissimo, en palabras de su promotor, es “seguir reformando el mundo habitación a habitación”.

Buscando una pareja y un impulso

Aquella reflexión quedó en el limbo durante algún tiempo. Jordi Ber estaba centrado en su primer proyecto como emprendedor, Construmática, del que “aprendió muchos errores” que enmendaría en Habitissimo, fundada en 2009. Este ingeniero de Caminos, Canales y Puertos tenía claro desde un principio que quería “un socio tecnológico igual de comprometido” que él. “Es muy difícil encontrar un socio, porque al final es casi como encontrar a tu pareja”, bromea Jordi.

Él tuvo la suerte de encontrar a su media naranja empresarial: Martín Caleau, un ingeniero informático argentino. A los dos se uniría tiempo después un tercer socio, Javier Serer, que al principio fue el vicepresidente de ventas. “El error típico de muchas ‘startups’ es que los fundadores son como tres clones”, señala el CEO de Habitissimo. Ellos no lo cometieron.

Martín Caleu, Javier Serer y Jordi Ber | Foto: Habitissimo
Martín Caleu, Javier Serer y Jordi Ber | Foto: Habitissimo

Tras firmar “el contrato matrimonial”, un pacto de socios para evitar posibles conflictos, Habitissimo echó andar con 20.000 euros de los propios ahorros de Ber, aplicando la filosofía del bootstrapping: iniciar un negocio con los limitados recursos del propio emprendedor. Ser la ganadora del segundo Campus de Emprendedores SeedRocket ayudó a “acelerar el desarrollo” de Habitissimo.

Pero, ¿cómo era posible que un nuevo negocio en el sector de la construcción recibiera apoyo justo cuando más estaba golpeando la crisis? Aunque resulte sorprendente, Habitissimo se benefició de nacer tras el estallido de la burbuja del ladrillo. “Los profesionales ya no tenían tantos clientes como antes y entonces nos probaban. También el propietario de la vivienda comparaba más los precios”, defiende Ber.

El apoyo de SeedRocket les ayudó a cerrar su primera ronda de financiación, de 110.000 euros, que permitió entrar en el accionariado a Luis Martín Cabiedes y a otros mentores de la primera aceleradora de ‘startups’ TIC en España. Al año siguiente, cerraba otra por un importe de 200.000 euros.

Un modelo para el liderazgo

Durante los primeros meses, Habitissimo se enfrentaba a un problema: sus ventas crecían, pero no lo hacían exponencialmente. “Cabiedes dijo que no quería seguir invirtiendo porque nos veía como un proyecto viable pero no invertible”, recuerda Ber. Atravesaron un momento crítico, ya que tenían una plantilla a la que pagar pero el dinero se estaba acabando.

Cuando nacieron, no eran la única plataforma que servía para comparar presupuestos del hogar: Tus Manitas o Tenders surgieron el mismo año. Además, el modelo de negocio de Habitissimo no acababa de cuajar: se basaba en que los profesionales pagaran una cuota anual para acceder a los deseos de los usuarios.

No desistieron. Fueron probando diferentes mejoras hasta dar con su actual modelo de generación de leads. El cliente pide presupuesto ‘online’ de forma gratuita y los profesionales de la construcción pagan una pequeña cantidad por estar en la plataforma y otra por recibir las propuestas de los clientes de su zona que les interesen (los leads).

“Nos costó dar con la tecla”, reconoce Ber. Tras pulsarla, cerraron una ronda de financiación de 300.000 euros en 2012 con inversores como Cabiedes & Partners, la incubadora Mola o Faraday Venture Partners. “Habíamos hecho rondas pequeñitas y siempre buscábamos validar algo”, comenta Ber.

Desde entonces no han parado de crecer. Ese mismo año alcanzaron el punto de equilibrio entre ingresos y gastos, su volumen de facturación se ha incrementado progresivamente y se han asentado como la plataforma líder en España. Su cofundador considera que una de las claves de su éxito ha sido crear un “círculo virtuoso”: cuantos más usuarios y profesionales hay en el marketplace, más fácil es atraer a otros.

HAB_3
Gráfica sobre el Crecimiento en la facturación anual de Habitissimo desde 2011

Habitissimo tiene que hacer frente en España a competidores como Homify, Espacio Deco y, desde el año pasado, Houzz. Esta startup estadounidense, enfocada principalmente al diseño interiores y la decoración, está valorada ya en 2.300 millones de dólares (2.200 millones de euros).

Ber afirma que han seguido creciendo pese a su llegada, y desde Habitissimo la consideran un competidor indirecto. “Mucha gente lo está usando como un Pinterest de la decoración”, defiende. “Queremos ser como Ikea o como Decathlon, que no solamente la gente que tiene dinero tenga acceso o derecho a un buen profesional”.

Aciertos y fallos de la internacionalización

Habitissimo tampoco se conformó con crecer en los confines españoles. En 2010 aterrizó en Italia y al año siguiente en Brasil. Aunque era un paso inevitable, Ber admite que lo dieron antes de tiempo, ya que ni siquiera habían definido su modelo de negocio por aquel entonces. “Muchos emprendedores internacionalizamos demasiado pronto”, confiesa. “Siempre cuesta más dinero del que piensas y es más lento de lo que has previsto”.

Aunque aún no habían dado en el clavo con su modelo de negocio cuando se marcharon a Italia, la jugada no les salió mal: empezaron con una prueba y la impulsaron cuando se dieron cuenta de que generaban tráfico. Ahora cuentan con 60.000 profesionales registrados allí. Argentina, México, Colombia, Chile y Portugal son otros de los países donde han aterrizado.

habitissimo_Startup_barcelona_seedrocket
Martín Caleu, Javier Serer y Jordi Ber | Foto: Habitissimo

Hemos ido a países donde no había un líder claro o donde pensábamos que podíamos ser el líder de la categoría y que podíamos crecer”, señala Ber. Por su parte, HomeAdvisor, un marketplace estadounidense que nació en los 90 y que es “el referente” para Jordi, ha adquirido a varios líderes del mercado en otros países europeos (el francés Travaux, el holandés Werkspot o el alemán MyHammer), así que ellos optaron por ir a países donde no tuvieran que emprender una costosa guerra por la cuota de mercado.

Aunque no siempre les ha salido bien (probaron en Turquía y acabaron desistiendo), ahora casi la mitad de su facturación (3,5 millones de euros, que suponen el 45%) proviene de otros países. De hecho, el CEO de Habitissimo afirma que en Latinoamérica son ya los “líderes en la categoría”.

La importancia de la cultura corporativa

El crecimiento y la expansión internacional de Habitissimo han ido asociadas a un aumento espectacular de su plantilla. En 2011 eran 13 trabajadores y este año han llegado a los 140, una hazaña por la que recientemente han recibido el Premio de CEPYME a la Creación de Empleo.

Foto: Habitissimo
Jordi Ber recibiendo el Premio de CEPYME a la Creación de Empleo. Foto: Habitissimo

¿Es fácil gestionar un incremento tan espectacular del equipo? “Las primeras contrataciones que hicimos fueron un desastre”, reconoce el CEO de Habitissimo. Pese a ello, siempre han mantenido que la cultura corporativa es “el producto más importante que tienes que tener en tu empresa”. Por eso, en lugar de crecer en el extranjero a través de delegaciones, han optado por gestionar todo el negocio desde su sede en Palma de Mallorca.

“En el fondo nosotros somos como una web de dating: ponemos en contacto. Al que usa Tinder le es igual dónde esté Tinder”, defiende Ber. Lo que sí importa es quién está al volante. Por eso, aunque trabajen desde España, los miembros de sus equipos internacionales han nacido en los países a los que se dirigen, una estrategia que les ayuda a “posicionar mejor el producto” en cada mercado.

HAB_6
Gráfico sobre el incremento del equipo de Habitissimo

El futuro: convertirse en el Uber de las reformas

Desde que empezó a obtener beneficios, Habitissimo lo ha reinvertido todo en marketing o lanzamientos en nuevos países. Es su estrategia para seguir creciendo en los próximos años, aunque de cara al futuro su prioridad será impulsar el negocio en los mercados donde ya están presentes antes de desembarcar en otros.

También barajan abrir una nueva línea de negocio: lanzar una categoría on demand para pequeñas reformas que permita conectar directamente a usuario y profesional sin tener que pedir un presupuesto. Se trataría de “llevar un poco esa experiencia Uber a los servicios para el hogar”, explica Jordi. ¿Llamaremos todos al fontanero a través de una app exactamente cuando lo necesitemos?

Por el momento, hay muchos profesionales que aún deben reformar su presencia online. Según un reciente estudio de la propia Habitissimo, menos de la mitad de las empresas del sector consigue como mínimo el 20 % de su cartera de clientes a través de internet.

Poco a poco, cada vez más electricistas, fontaneros y usuarios contactarán de forma sencilla. Al fin y al cabo, muchas más personas necesitan, al igual que Jordi Ber hace unos años, un profesional en el que puedan confiar para solventar sus problemas domésticos. La necesidad es la madre del ingenio, y el de Jordi ayudará a muchos otros necesitados.

Foto: Habitissimo
Foto: Habitissimo

Cinco lecciones de un emprendedor exitoso

  • Tener un socio que te complemente. “En los momentos difíciles uno ayuda a otro. […] También que los defectos de uno se vean compensados por las virtudes del otro”.
  • La importancia de la cultura corporativa. “Entendemos el trabajo como que uno hace algo que le gusta. Tener un espacio de trabajo divertido, en el que estar cómodo, a gusto, crecer…”
  • No tengas prisa por internacionalizar. “Creo que hay que hacerlo cuando has validado tu modelo. Es mejor ser el líder claro en tu mercado que no el segundo en dos mercados”.
  • No te duermas en los laureles. “Hay que ser un poco paranoico, yo creo que hay que estar siempre pensando. Realmente todo va muy rápido, hay que reinventarse continuamente y no te puedes quedar dormido”.
  • Los éxitos de tu empresa son los problemas que solucionas al cliente. “Me gusta creer en las historias detrás de los usuarios. Cada día tenemos un montón de hitos, lo que hacemos nosotros es ayudar a las personas a tener una mejor casa para vivir y a esos buenos profesionales a encontrar clientes para su negocio”.

 

Cristina Sánchez | Hoja de Router (@HojadeRouter)

 

Habitissimo, la exitosa ‘startup’ española que está reformando el mundo habitación por habitación
Etiquetado en:                            

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en más información.plugin cookies

ACEPTAR