Que una startup tenga éxito no es tarea fácil. Solamente 1 de cada 12 startups sobreviven al proceso de creación y llegan a convertirse en un negocio rentable. En 2006, Paul Graham, fundador de la prestigiosa aceleradora YCombinator, señaló los 18 errores que podían matar a una startup. Uno de ellos, y de los más frecuentes, fue el enfrentamiento entre fundadores. Así, también lo afirma Jesús Monleón, uno de los fundadores de SeedRocketOfferum.

foto-jesus-en-seedrocket
Jesús Monleón enumera los consejos básicos para evitar peleas entre los fundadores

Jesús nos comenta que, como en cualquier relación, crear una startup “es un proceso en el cual va a haber puntos de vista diferentes”. Por eso, a continuación, recogemos los 7 consejos clave que da a los emprendedores para evitar conflictos y divorcios empresariales:

1. La clave esta en la comunicación informal.

Tener una relación cercana y habitual con tu socio fundador. Irte a tomar un café o a comer, regularmente de forma distendida, es un buen método para mantener el contacto y conocer las circunstancias actuales en las que se encuentra tu socio. Monleón nos cuenta que en estos encuentros “podemos tocar problemas y temas de la empresa y también temas personales. De esta manera puedes entender lo que le pasa a tu compañero”.

2. Ser humildes y hablar siempre de Nosotros

Puede parecer una tontería, pero que un fundador salga más en los medios de comunicación que el resto, puede llevar a enfrentamientos graves.

También genera problemas hablar en primera persona del singular cuando se hacen entrevistas sobre la empresa. La mejor propuesta para abordar entrevista es aparcar los egos y hablar de “Nosotros” como equipo unido. Sino, los otros fundadores acabarán pensando “éste siempre habla de él y nunca de nosotros”. Es decir, el mérito es de todos y no sólo de uno. 

3.Cada fundador tiene su responsabilidad

Marcar las responsabilidades o áreas de trabajo de cada partner. Es un error grave meterse en el trabajo de los otros. La confianza en las tareas que gestiona nuestro socio o socios es clave para establecer un clima laboral óptimo. Así también se evitarán problemas. Como afirma Jesús Monleón “los equipos de trabajo tienen que solucionar sus problemas o dudas con su responsable y no con otros, sino el equipo acabará haciendo lo que quiere y creando conflicto entre sus responsables.

4.Estar comprometido al 100% con el proyecto

Cuando se firma una inversión, los fundadores deben aceptar unos compromisos y muchos no quieren asumir riesgos” dice el fundador de SeedRocket. Algunos emprendedores se echan para atrás al ver las clausulas del contrato. Basado en su experiencia trabajando en capital risk, Monleón afirma que 1 de cada 5 operaciones caen antes de firmar.

5. Honestidad por delante de todo

Como dice el refrán: se coge antes al mentiroso que al cojo. Esto es lo que les pasa a los fundadores que venden sus acciones por un valor superior al real. Monleón comenta que se ha encontrado con casos donde “los fundadores decían que sus acciones valían 5 millones y cuando nosotros hacíamos la valoración de toda la startup era de 1 millón. Por lo tanto, el 1% equivalía a 10 mil euros”. Es decir, generar falsas expectativas de tu negocio no lleva a nada bueno.

6. Cuando no hay solución: hacer una separación ordenada

Es el mejor consejo para salvar los intereses económicos comunes de los fundadores. Las peleas consumen mucho tiempo y energía. Evitar el momento en que el negocio se aparta y se entra en un conflicto personal. En este caso, la racionalidad y la inteligencia son nuestras mejores aliadas.

Cabe destacar, que el divorcio entre los socios es más sencillo en unos casos que en otros. Por ejemplo, cuando hay más de 3 co-founders, la mayoría gana. Ahora bien, el gran problema lo encontramos cuando hay 2 fundadores y tiene que decirse quien se queda y quien se va.

En este caso, si no hay conciliación entre los dos y la relación personal esta afectada, la mejor opción es buscar un tercero. Éste puede ser un socio interno de la compañía o alguien que tenga experiencia en estos conflictos. Así, se puede llegar a un pacto que arregle los intereses económicos, que son los que interesan, y evitar un desgaste emocional innecesario.

Según sus palabras, “tienes que ser inteligente y llegar a pensar que dentro de 3 años te podrás sentar con aquella persona, que te cuente que la empresa va bien y que te alegres. Porque si a él le va bien, a ti también te va a ir bien.

7. Redactar un pacto de socios

Es un error no hacerlo. “Despedir a tu socio sin un pacto es una guerra donde todos perdemos”. La confección de un pacto es un tema que siempre se tiene en mente pero nunca se hace. Es una mala costumbre de los emprendedores pensar en que a ellos nunca les ocurrirá pero, en definitiva, ocurre.

Para concluir, recalcar que en el 80% de startups hay peleas en algunos momentos. Siguiendo estos consejos, los conflictos pueden reconducirse y los propios implicados salir, satisfactoriamente, beneficiados.

Peleas de gallos en las startups
Etiquetado en:                                                

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar Acepto consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en más información.plugin cookies

ACEPTAR